Proteína vegetal: un gran aliado

Al momento de elegir los alimentos que vamos a consumir durante la semana, es necesario que tengamos muy presente la famosa frase del filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach: “Somos lo que comemos”. Esta frase nos invita a reflexionar.

¿Te has detenido a pensar que uno de los momentos más importantes para tener una alimentación saludable, es cuando vamos de compras al supermercado?

Esta actividad por simple que parezca tiene gran trascendencia en nuestras vidas. Estar enfrente de las neveras o anaqueles que contienen diversidad de productos puede ser perturbador, si no tenemos el conocimiento y el nivel de conciencia necesario para saber qué es conveniente consumir y así tener una dieta balanceada.

En QUANTA, sabemos la importancia que tiene incluir en la ingesta diaria todos los nutrientes que el organismo requiere para su buen funcionamiento y eso incluye, las proteínas.

Las proteínas están constituidas por aminoácidos y son esenciales para construir y reparar músculos, piel, órganos y células, por otra parte, intervienen en la formación de enzimas, hormonas y anticuerpos. Son pilares fundamentales para nuestra vida.

¿Qué tipo de proteína consumes? ,

Muchas personas tienen la creencia que es indispensable consumir grandes cantidades de proteínas para estar sanos. Esto es un mito, en realidad es cuestión de calidad. Debemos enfocarnos en incluir proteínas de calidad en porciones moderadas. según la edad, peso y actividad física que se realice.

Por otra parte, muchos piensan que requieren comer carne para resolver este aspecto en sus vidas. Sin duda es una opción, sin embargo, nosotros te proponemos conocer todas las posibilidades para que puedas elegir el camino más favorable.

Es innegable que al ingerir carne y más si es carne producida bajo los métodos convencionales estamos contribuyendo de manera directa con una de las industrias que más golpea a nuestro planeta. La contaminación de tierras, aguas, aire; las condiciones bajo las cuales son criados estos animales espacios reducidos que generan infecciones, estrés, agresividad; que requieren hormonas, antibióticos y tranquilizantes son aspectos a tomar en cuenta cuando se tiene una visión sistémica. Nos preocupamos por nosotros y también por nuestro entorno.

Una alternativa sería consumir menos carne y de mayor calidad. Aquí se podría hablar de la carne orgánica o de la permacultura, que proporcionan mayor nivel de bienestar al animal y respetan los ecosistemas.

No obstante, queremos centrar nuestra atención en una opción que es excelente para mantener el cuerpo sano y fuerte: la proteína vegetal.

La proteína vegetal es sin duda un gran aliado. ¿Y sabes por qué? Aquí te damos algunas razones:
Tiene elevado contenido de fibra, fitonutrientes y grasa saludable.
Es rica en vitaminas y minerales.
Tiene efecto saciante que ayuda a controlar el hambre y por ende el peso.
Contiene gran variedad de antioxidantes útiles para eliminar los radicales libres.
Reduce el impacto ambiental como consecuencia de sus buenas prácticas de producción.

Además, existe una oferta variada para consumir proteína vegetal. Está la quinua o quinoa, la espirulina, que es una micro alga utilizada por los astronautas, semillas de amaranto, semillas de cáñamo, pistacho, garbanzos, soja.

Si bien algunos alimentos de origen vegetal no contienen todos los aminoácidos esenciales; para ello hay una solución muy simple: ampliar la gama de los alimentos que comemos. Un ejemplo de esto son las lentejas que al mezclarlas con arroz ofrecen una proteína completa.

Como podrás ver tienes para escoger. ¿Quieres comenzar el día lleno de energía? Aquí te damos una receta que contiene quinoa.

Ingredientes:
2 bananos pelados y cortados en trozos.
2 zanahorias peladas y cortadas.
450 ml de leche de avellanas.
60 grs de quinoa cocida.
2 cucharaditas de uvas pasas.
4 nueces.
Una pizca de canela molida.

Preparación: Colocas todos los ingredientes en una licuadora, bates bien hasta obtener una mezcla homogénea y listo. En minutos hiciste un delicioso smoothie.

Date el gusto de una Vida Saludable.